Saltar al contenido

Guía para elegir la mejor carne para una barbacoa

Hay pocos placeres que den tanto con tan poco, así que no podemos dejar pasar la oportunidad de hablar de una buena barbacoa para el máximo disfrute de nuestro paladar. Hacer una barbacoa es una excelente forma de preparar los alimentos porque el sabor de los alimentos se multiplica. Eso sí, si queremos que nuestra barbacoa sea de las que se recuerdan una y otra vez, debemos aprender, entre otras cosas, a elegir la carne para una barbacoa de ensueño.

Elegir la mejor carne para la barbacoa

En cualquier buena barbacoa la carne es el producto estrella sin duda alguna. Elegir la mejor carne para la barbacoa es la mejor garantía de obtener unos resultados impresionantes. Has de tener presente que una buena carne al contacto con la parrilla y el humo del carbón o la madera consigue embriagarse de un olor y un sabor sublimes.

No olvides tampoco que en la variedad está el gusto y, tanto tú, como tus comensales, agradeceréis el tener diferentes carnes y complementos para la comida. A continuación te dejamos un pequeño listado con las mejores carnes que debes usar en tu barbacoa:

Cerdo

La carne de cerdo siempre es la estrella, y es que es una animal que da mucho juego y del que cualquier parte es bienvenida en cocina. El cerdo nos ofrece una gran variedad de cortes excelentes, desde costillas, chuletas y lomos, hasta panceta, chorizo y morcilla.

Es menos recomendable usar cortes con menos grasa porque se quedarán más secos, por ello, antes que el lomo y el solomillo, es preferible emplear el costillar, la magreta y el secreto. Las salchichas, chistorras, chorizos y morcillas, siempre frescas, se cocinan de maravilla a la barbacoa.

Cordero

La forma tradicional de cocinar el cordero a la brasa suele ser estando entero y colocado en un palo que da vueltas sobre el fuego, pero también obtendremos un resultado impresionante colocando en la parrilla las chuletas del costillar y de la pierna. Al ser una carne muy grasa, los resultados son maravillosos.

Vacuno

La ternera y el buey son carnes excelentes para cocinar a la barbacoa. La mejor opción de todas, por sabor y precio, es usar lo que se conoce como churrasco, y que no es otra cosa que una tira de costilla. Los filetes de aguja y espaldilla, el chuletón, el solomillo y el entrecot, son cortes que van perfectos para cocinar a la brasa.

También existe la posibilidad de cocinar el vacío y las entrañas de la ternera, unos cortes muy jugosos y tiernos, así como la preparación de hamburguesas.

Pollo

El pollo es otra gran opción para la barbacoa, pero, eso sí, has de evitar el uso de la pechugas por ser la parte más seca del mismo. Las alas, los muslos y los contramuslos quedarán geniales a la parrilla.

¿Cuánta carne necesito?

Otra de las dudas que siempre nos aborda a la hora de hacer una barbacoa, es acertar con la cantidad de carne que debemos comprar.

A la hora de ir a la carnicería o supermercado hemos de tener en cuenta el listado de todo lo que vamos a comprar y contar con el peso global, lo cual quiere decir que deberemos incluir también el peso de salchichas, hamburguesas y chorizos, por ejemplo.

Hay ciertas reglas básicas para no equivocarnos, como que, si la carne es un su mayoría con hueso, habrá que calcular como medio kilo por adulto y un cuarto de kilo por niño, y, aparte, añadir un 25 por ciento más. Si la carne es sin hueso, calcularemos la mitad de lo anteriormente dicho.

Otras opciones y acompañantes

La carne es la estrella, pero siempre habrá alguien que prefiera otra cosa. Una genial alternativa es el pescado y el marisco: atún, sardina, dorada, langosta, cangrejo, almejas, calamares, jibia, etc.

Y, en cuanto a los acompañantes, aparte de verduras como tomates, pimientos, patatas, cebollas, berenjenas y cebollas, también podemos usar frutas que resalten los sabores, tal es el caso del plátano, la pera, la manzana o la piña. Una excelente forma de aunarlo todo es con brochetas que incluyan carnes, verdura y fruta.

No olvidemos tampoco contar con unos buenos quesossalsas para acompañar, bebidas refrescantes y unos ricos postres.

La carne en su punto

Tan importante como elegir la mejor carne y todos los demás acompañantes, es conseguir cocinar la carne en su punto perfecto, y por ello te dejamos estos nueve consejos para que todo te salga a pedir de boca:

1. Saca la carne del frigorífico tres o cuatro horas antes de empezar a cocinar.

2. Antes de poner la carne en la parrilla, asegúrate de que esta está bien caliente.

3. Se cocina cuando las brasas no tienen llama y son de color grisáceo.

4. Echar sal gorda a las brasas hará que duren más y, además, harán menos humo al cocinar.

5. Los trozos de carne más grandes se deben colocar más separados de las brasas para que se vayan cocinando a fuego lento y no se queden crudas por dentro y quemadas por fuera.

6. Una forma de aromatizar la carne es echando a las brasas romero o tomillo.

7. Los chorizos, salchichas y morcillas nunca deben pincharse porque se quedarán sin todo su jugo y, al final, estarán demasiados secos.

8. Si quieres unas costillas jugosas lo que debes hacer es hervirlas una hora, después secarlas muy bien, untarlas con salsa barbacoa y, entonces sí, directas a la parrilla. Saldrán para chuparse los dedos.

9. Las brochetas es mejor untarlas con hierbas aromáticas, salsa de tomate o mostaza antes que con mantequilla o aceite; así conseguirás que la carne conserve todo su sabor y que se forme una crujiente y sabrosa costra alrededor.

Y, bueno, ya tienes la barbacoa, sabes cómo usarla, te has aprendido nuestros consejos al dedillo, has aprendido a elegir la carne para una barbacoa perfecta y tienes la compañía ideal. Ahora solo te queda disfrutar al máximo de una estupenda, jugosa y sabrosa, barbacoa de excelentes carnes.