Saltar al contenido

Todo lo que debes saber sobre la barbacoa sin humo

Buenas noticias, la barbacoa sin humo existe. El invierno toca a su fin y es inevitable comenzar a hacer planes para el buen tiempo. Por ejemplo, ¿a quién no le apetece volver a disfrutar con amigos, alrededor de una buena barbacoa? Ya nadie tendrá que renunciar a los buenos momentos para no llenar de humo la urbanización.

Para quien tiene el privilegio de disponer de un enorme jardín o parcela, puede que las emisiones de humo de su barbacoa no supongan problema alguno. Pero si no es ese nuestro caso, quizá pensamos que nunca podremos disfrutar de una deliciosa velada sin contratiempos alrededor de un buen asado.

Nada más lejos de la realidad. Gracias a las barbacoas sin humo, podemos también pertenecer al exclusivo club de los grandes anfitriones. Y alguien dirá: ¿y qué ocurre con quienes no disponemos ni siquiera de una terraza o patio al aire libre? Calma, también este caso tiene su solución con las barbacoas de interior y, por supuesto, las barbacoas de interior sin humo.

¿Qué debemos tener en cuenta para comprar barbacoas sin humo?

En el mercado existen numerosos modelos de barbacoa sin humo para que puedas utilizarlas en cualquier espacio, incluso dentro de casa. Por otra parte, son también muy útiles, y cada vez más, para quienes gustan de los picnics al aire libre. Y es que cualquier precaución es poca cuando se recurre al fuego en espacios abiertos. Debemos tener todo muy bien controlado.

Como decimos, las barbacoas sin humo se comercializan en multitud de modelos y marcas distintas, con diferencias de capacidad, tamaño y otros detalles entre ellas. Características todas que habremos de valorar para determinar cómo influyen en su funcionamiento y si nos convienen según el modelo que necesitemos.

El tamaño importa en este caso porque va a determinar la ubicación más adecuada para la barbacoa. Sea en la terraza o balcón, sea en la cocina, no todas las opciones sirven igual para cada espacio. También influye en este factor el número de comensales para los que tengamos que cocinar.

Tiempo y modo de combustión son asimismo esenciales, pues van a variar según su capacidad de almacenamiento de combustible, detalle importante en el caso de las barbacoas de carbón.

Las paredes aislantes son otro aspecto esencial para la seguridad en su manejo si queremos evitar quemaduras, dado que en ocasiones será preciso tocar o mover la barbacoa mientras está en funcionamiento.

Por último, podemos diferenciar dos tipos de parrillas sin emisión de humos: las que son válidas tanto para exterior como para interior, que son las barbacoas de carbon sin humo, y las barbacoas eléctricas, diseñadas para su uso en interiores o espacios cerrados.

Barbacoas de carbon sin humo

Estas piezas son ideales tanto para uso en interior como en exterior. Su exclusivo diseño consigue que la grasa o líquido que desprenden los alimentos nunca llegue a entrar en contacto con las brasas o el carbón, evitando así la generación de humos.

Por otro lado, su sistema de encendido puede ser eléctrico, lo que evita el humo también en esta fase inicial. La ausencia de cableado facilita también su transporte.

Modelos muy conocidos de esta variedad son las barbacoas LOTUSGRUILL y LOTUSGRILL XL. Ambas podemos encontrarlas en varios colores.

La LOTUSGRUILL es la de tamaño más pequeño, para no más de cinco comensales, y su parrilla tiene 32 cm de diámetro y funciona con 4 pilas AA. Es muy ligera, porque su peso es solo 3,7 kg.

Dispone de un sistema de doble contenedor con una superficie que se mantiene fría, lo que facilita su transporte incluso durante el uso. Además, incluye la correspondiente bolsa de transporte. De fácil desmontaje, permite la limpieza mediante lavavajillas. Otra de sus ventajas es su reducido consumo de carbón.

Por su parte, la LOTUSGRILL XL presenta iguales ventajas pero con un tamaño mayor, lo que la hace válida para hasta diez comensales. La parrilla mide 40 cm de diámetro y pesa 6,5 kg.

Ambos modelos incluyen accesorios muy útiles, como tapas, carbones y gel de encendido. También piedras para horneado de pizzas.

Otro modelo muy solicitado es la WOLKENLOS DE ONE CONCEPT. Como la anterior, dispone de bolsa de transporte, lo que la hace muy versátil. El diámetro de la parrilla es de 31 cm y también mantiene frías las superficies de uso.

Su sistema de ventilación es regulable y el consumo de carbón, reducido. Es una ventaja a tener en cuenta, porque con solo 250 g de carbón permite más de hora y media de uso. Si buscamos una barbacoa sin humo barata, esta puede ser una buena opción.

Barbacoas eléctricas sin humo

Suponen una óptima alternativa para su empleo en espacios cerrados o interiores, aunque también podrían ser utilizadas en balcones o terrazas siempre que podamos conectarlas a alguna toma de corriente, claro está. Además, suelen ser más económicas que las de carbón.

Su fuente de calor es una resistencia eléctrica, colocada entre la parrilla y un accesorio en forma de cubeta donde se deposita agua para evitar que las grasas destiladas generen humo.

Su tamaño suele ser muy reducido, por lo que son fácilmente transportables y se pueden guardar con facilidad, ocupando muy poco espacio. Las marcas Clatronic y Jata disponen de modelos de este tipo.

¿Dónde puedo instalar mi barbacoa para interior?

Tratándose de una barbacoa para uso en interiores, tendremos que elegir algún modelo eléctrico. Teniendo muy presente que, como es lógico, disponen de cable para la conexión a la corriente. Esto puede limitar un poco las posibilidades de ubicación, aunque no necesariamente, porque las viviendas de nuestros días disponen de múltiples tomas de corriente en todas las dependencias.

Si disponemos de espacio suficiente y contamos con alguna terraza o balcón, lo ideal es elegir algún modelo polivalente, que nos sirva tanto para uso exterior como interior. Para estos casos, los modelos con trípode o patas serán muy adecuados porque, además, suelen ser desmontables.

Ahora bien, si se trata de un espacio totalmente interior, habremos de decantarnos por algún modelo de sobremesa, o para cocina, de tamaño más reducido, aunque también con muy buenas prestaciones.

A continuación te mostramos algunas posibilidades de ubicación y algunos modelos que pueden adaptarse con éxito a esos espacios.

Barbacoa para terraza

El modelo Clatronic BQS 3508 es buena alternativa si vas a utilizar la barbacoa en una terraza o balcón grande.

Se trata de un modelo con patas, que puede desmontarse una vez utilizada y ocupa poco espacio. Su potencia es de 2000 W con una amplia superficie de grill y con una carcasa frontal como cortaviento. Además, es bastante económica. El inconveniente es que no te serviría para más de cinco comensales.

Si tu terraza es de mayores dimensiones, puede ser interesante el modelo Severin 2792, con una parrilla regulable en altura y una superficie de 41 x 26 cm.

Fabricada con materiales de gran resistencia y durabilidad, ofrece gran potencia y puede desmontarse, pero aun así ocupa bastante espacio, lo que no deja de ser un inconveniente en viviendas de pocos metros.

Barbacoa de balcón

Si en lugar de terraza lo que tienes es un balcón no excesivamente espacioso, puede ser buena alternativa el modelo BBQ Plus V2 de BEEM. Añade un atractivo diseño a una óptima funcionalidad y presenta parrilla de 40 cm de diámetro, con revestimiento cerámico.

Es desmontable, lo que permite utilizarla también en la opción de sobremesa. Incluye cocción al vapor y cuenta con 2000 W de potencia. Eso sí, no es de las más asequibles económicamente hablando.

Barbacoa de mesa

Si el reducido espacio de tu hogar te obliga a decantarte por una barbacoa de sobremesa, además de la anterior puedes optar por la Barbecook Joya, que puedes usar con carbón o con los llamados grilltabs, pensados para ella.

La parilla mide solo 26 cm y es apta para tres comensales, aunque su peso es considerable en relación con su tamaño (6 kg).

Otra opción de sobremesa más económica es la Clatronic BQ 2977, para olvidarte del fuego y de los humos, dado que es eléctrica. Ofrece una potencia de 2000 W y una parrilla de buen tamaño, dentro de su gama (35,5 x 24,5 cm).

Dispone de piloto luminoso de encendido y los elementos de calor son desmontables, lo que facilita la limpieza. El tamaño es reducido y, por tanto, es fácil de guardar, pero no es apta para exteriores.

Entre las más potentes barbacoas de mesa encontramos la Jata BQ 101 A, con 2400 W de potencia y una amplia parrilla que puede colocarse a dos distintas alturas según el tipo de alimento que cocines. De pequeño tamaño y precio asequible.

Barbacoas para cocina

Si lo que estás buscando es una barbacoa para piso o una barbacoa para cocinas interiores, lo ideal es elegir un modelo eléctrico, de los que encontraás gran variedad. Incluso puedes decantarte por alguno que permita su integración en el propio equipamiento de la cocina. Este último suele ser una placa tipo grill que se instala junto a los fuegos de la cocina. Basta con encenderla del mismo modo que lo harías con una barbacoa clásica.

Los modelos eléctricos, de tipo parrilla, son muy fáciles de utilizar; basta con conectar a la corriente y pulsar el interruptor de conexión. Eso sí, suele tardar en calentar, lo que ralentiza la cocción.

Pero existen también las barbacoas de piedra: similares en su uso a las planchas, son placas de piedra que se calientan para cocinar sobre ellas los alimentos. Como desventaja, son lentas y se corre el riesgo de que los alimentos se peguen, por lo que su limpieza puede resultar algo engorrosa.

Y las llamadas planchas son una placa de metal que se calienta, bien sea con gas o con electricidad. Son prácticas y de fácil limpieza y aptas para todo tipo de alimentos.

Minibarbacoa

En el mercado existen también modelos de muy reducido tamaño, muy funcionales, como la Teppanyaki mini, apta además para elaborar raclettes.

Es económica y fácil de almacenar debido a su pequeñas dimensiones. Eso sí, no es recomendable para uso exterior.

Otra minibarbacoa bastante conocida es la Grillerette Classic de la marca BRUZZLER. Se trata de un modelo portátil, con parrilla de 35 cm de diámetro y 4,3 kg de peso.

Se presenta en varios colores y destaca por ser muy segura, dado que no produce humo ni tampoco llamaradas, puesto que la grasa de los alimentos se desliza a ambos lados de la parrilla, evitando que llegue a tocar el carbón.

Además, posee cierres de seguridad para poderla mover sin riesgos durante el uso y es de fácil limpieza. Eso sí, aunque en teoría es apta para interiores, se suele aconsejar su uso en espacios abiertos.

¿Dónde puedo adquirir una barbacoa sin humo barata?

Como cualquier otro tipo de barbacoa, puedes adquirirla en los canales habituales de distribución, es decir, grandes superficies, ferreterías, tiendas de bricolaje, etc.

Una alternativa muy aconsejable es la compra online, puesto que va a permitirte elegir entre multitud de posibilidades sin tener que moverte de casa. Verás que tienes cientos de modelos de todas las clases y precios, entre los que encontrarás aquel que mejor se adapte a tus necesidades.

Barbacoas sin humos trucos que debes conocer

Para finalizar, algunos pequeños trucos que harán más seguro tu día de barbacoa:

– Sea cual sea su clase, debe instalarse sobre una superficie segura y estable para evitar el vuelco.

– Aunque sea un modelo para interior, conviene disponer de algún tipo de ventilación, nunca situarla en un espacio totalmente cerrado o sin vanos.

– Conviene dejar una zona de seguridad circundante, en la que no existan objetos inflamables.

Otro momento crítico es el encendido, aunque actualmente existen procedimientos sencillos y prácticos, como los encendedores para barbacoa. Las eléctricas evitan el inconveniente.

Tratándose de barbacoas de carbón, el secreto reside en las brasas. Solo debemos comenzar a cocinar cuando las llamas estén casi extinguidas y el carbón aparezca rojizo. Y si durante el cocinado se aviva la llama (normalmente al desprenderse la grasa), lo mejor es rebajarlas con sal.

¿Listo para estrenar tu barbacoa sin humo? ¡Buen provecho!